Sábado 2 Abril, 2016 15:30

 

El hombre es el más misterioso y el más desconcertante de los objetos descubiertos por la ciencia.

Ángel Ganivet

 

El hombre actual ha nacido o bien para vivir entre las convulsiones de la inquietud, o bien en el letargo del aburrimiento.

Voltaire

HISTORIA Y POLÍTICA MALVINAS

PÁGINA INICIO // MAPA DEL SITIO // HISTORIA Y POLÍTICA

 

2 de abril de 1982-2014 los laberintos de la verdad y la mentira publicada por los medios.

Las Malvinas siempre fueron Argentinas…

El papel de los medios de Comunicación durante la conflagración bélica…

Por Elena Luz González Bazán especial para Latitud Periódico

15 de junio del 2014 *

General, el hombre es muy útil
Puede volar y puede matar.
Pero tiene un defecto:
Puede pensar

Bertold Brecht

El exitismo no conduce a Roma…sólo a la nada.
La última dictadura militar apeló absolutamente a todo para perpetuar su modelo político, social, económico y cultural, su ideología del terror, su mandato apocalíptico sobre lo bueno y lo malo, su verdad y sus mentiras.

La guerra en el Atlántico Sur fue otro aspecto del mismo proyecto siniestro, el último de una caterva infernal que comenzó en 1976, donde el desprecio por la vida humana era una constante perversa.

El papel de la sociedad no fue muy bueno, salvo una parte de ella que resistió y enfrentó tamaña represión; la otra, la que se alucinó con las fortunas que concedía la dictadura, mediante sus políticas económicas, salieron a vivar a Leopoldo Fortunato Galtieri, el presidente de facto y el responsable de la Quinta de Funes (Rosario) otro centro de represión, tortura y desaparición forzada.

Algo parecido había sucedido con el Mundial ´78, donde ¨25 millones de argentinos jugaríamos el mundial¨.

En esta etapa de dilapidación humana, la dictadura jaqueada por la concentración, movilización y acción de masas del 30 de marzo de 1982 se sintió hostigada. La resistencia y enfrentamiento del movimiento obrero ocurría y nunca se detuvo desde el mismo momento que se instala la dictadura.

El comportamiento de los medios de comunicación es una cuestión que debemos rescatar para que la sociedad en su conjunto haga un juicio de valor y analice el papel nefasto y siniestro que cumplieron, en su gran mayoría.

Se hace necesario conocer cómo fueron aquellos días, titulares, realidad que se mostraba.

Los titulares del 3 de abril de 1982, al día siguiente del 2 de abril, con una composición social diferente de la del 30 de marzo, el diario Clarín titulaba: ¨Una euforia popular se apropió de la Plaza de Mayo para festejar la Recuperación de las Malvinas¨. Allí en traje militar estaba Galtieri y su gabinete.

También en otro título más pequeño el mismo 3 de abril anunciaba que Londres rompía relaciones con la Argentina. Mientras el presidente norteamericano Ronald Reagan afirmaba: ¨Yo creía que no lo iban a hacer¨.

El diario La Nación titulaba ese día, el 3 de abril, luego de la movilización: ¨Alborozo ciudadano por la reconquista de las Malvinas´.

Por su lado, el entonces Canciller Costa Méndez viajaba a las Naciones Unidas para fijar la posición argentina. Estados Unidos exhortaba al retiro de Malvinas y Francia condenaba la actitud de ocupación.
La gran tienda argentina Harrods se adhería al momento nacional.

El 9 de abril Galtieri ensoberbecido por la movilización popular sostuvo que: ¨Si nos atacan daremos batalla¨ publicado en Clarín.

Desde la iglesia, el cardenal Juan Carlos Aramburu arzobispo de Buenos Aires sostenía que. ¨Es una histórica hora de unanimidad de sentimientos, objetivos y de adhesión junto a las Fuerzas Armadas¨.

Por su lado, hasta ese momento la organización Montoneros en la clandestinidad y fuera del país salió a la luz con las declaraciones de Mario Eduardo Firmenich que en La Nación del 10 de abril se puede leer: ¨Los Montoneros argentinos acudirán a la Plaza de Buenos Aires para defender las Malvinas de la agresión inglesa¨ esto lo declaraba en La Habana - Cuba. Agregó que ¨la recuperación de las islas fue hecha por las Fuerzas Armadas de la dictadura argentina pero, de cualquier modo, constituye una auténtica reivindicación nacional¨.

El 9 de mayo el diario Crónica y no sólo este medio publicaba: ¡Fue mortífero el contraataque de Argentina! Luego continuaba. Mientras se rescataban casi 800 sobrevivientes del Belgrano, se repelió ataque a Malvinas y cayeron 2 aviones ingleses; también fue hundido el moderno destructor ¨Sheffield¨; el Hermes habría sufrido nuevas y más graves averías; la Thatcher está ¨consternada¨, angustia en Londres.

El 22 de mayo La Nación en grandes titulares: ´Fuertes pérdidas del enemigo en los combates librados ayer¨. Después en su subtítulo: ¨En lo que ha sido hasta aquí la jornada más intensa de la guerra, nuestras fuerzas contraatacaron ante un intento de desembarco masivo en las Malvinas. Sufrieron los británicos daños de magnitud en 8 de sus barcos; habría 2 hundidos; también fueron abatidos 3 aviones y 2 helicópteros. Sigue la lucha. Reunión del Consejo de Seguridad¨.

¨Estamos ganando¨ era la publicidad oficial, los medios continuaron esa línea editorial: Crónica del 22 de mayo decía: ¨Gran revés del invasor en la primera batalla¨. La bajada: ¨Perdieron ocho fragatas, el 70 por ciento de la flota atacante, tres aviones Sea Harrier y dos helicópteros; sus muertos suman centenares¨.
El 25 de mayo: ¡Destruimos al Canberra!

El 28 de mayo: ayer: Cientos de ingleses muertos. Demoledora acción de nuestras fuerzas por tierra y aire se rechazaron varios ataques: Sea Harrier al mar y otro averiado.

El 9 de junio decía La Nación: Grandes pérdidas británicas en un intento de desembarco.

Mientras Gente y La Semana invadían sus titulares con las fotos y documentos exclusivos…

El 8 de junio de 1982, el hoy multimedio Clarín, hacía gala de su independencia, en su editorial sostenía lo siguiente: ¨Siempre, en los momentos más difíciles de la vida nacional, la prensa argentina, que ha defendido y defiende celosamente su libertad y su independencia, ha hecho esfuerzos invalorables para conjurar los desafías históricos y para elegir los caminos que conduzcan a un futuro sin sobresaltos… No es apenas una actitud de estos días. Durante todo el actual proceso militar, la prensa argentina ha demostrado un alto grado de madurez, el cual quedó patente en los años difíciles de la lucha contra la subversión, cuando el remolino de las pasiones hacía necesario afirmarse en la serenidad y el equilibrio, para impedir la disgregación del Estado y, al mismo tiempo, defender los derechos humanos¨.

A días de la rendición de Argentina, los medios seguían con Estamos ganando. Bastardía militar que llegó como final de un largo tiempo de oprobios y los medios mudaron sus titulares. Ahora decían: Se ha producido un alto el fuego y deben acordarse sus condiciones. Tregua, alto el fuego en Puerto Argentino. Madrugada: dramáticas negociaciones. Revista Somos decía: Perdimos la batalla, no perdamos el país…

Los titulares fueron entendidos por el pueblo que se movilizó el 15 de junio. Los disturbios, heridos y detenidos marcaron la realidad nacional. Todo había sido una mentira. No había ni un atisbo de verdad en los titulares, ni en la propaganda del régimen. Todo lo contrario. Los chicos conscriptos sucumbieron de frío, de hambre, fueron estaqueados, muriendo de frío, desconcierto y desolación, no tenían la ropa apropiada, no sabían usar armas porque no tenían entrenamiento militar y en la teatralización de las Georgias nadie resistió, estaba el lagarto Astiz.

El informe Rattenbach desnudaría tiempo después, desde el riñón del ejército argentino, que las guerras sólo se pueden ganar políticamente y luego en el campo de batalla.

La revista La Semana registró los muertos argentinos en sus fotos. Todos los medios miraban hacia otro costado. Mientras anunciaban que el presidente de la guerra dejaba su lugar. No hubo pedidos de procesamiento por estas muertes.

Además, de los suicidios de los ex combatientes, se suicidaron hijos de aquellos hombres, adolescentes que imitaron a los padres que a su vez terminaron con sus vidas. Uno de ellos escribió "te quiero, te extraño y quiero estar con vos". Pero las secuelas de la guerra avanzan sobre las familias de los ex combatientes y afectan a las generaciones futuras, estos casos fueron en la provincia de Buenos Aires aunque hay registros de varios intentos en otros lugares.

El presidente del Centro de ex Combatientes de Malvinas de Rosario, provincia de Santa Fe, Rubén Rada sostuvo que: "Estamos muy preocupados porque se mataron algunos hijos de compañeros que también se habían suicidado. Y hubo varios casos de chicos que trataron de matarse".

El sábado 9 de diciembre del 2006 a las 23 horas se suicidó en su casa de Quilmes Julio César Aráoz, un veterano de Malvinas que era suboficial retirado de la Armada, quien se pegó un tiro en la cabeza con un arma calibre 38. El suboficial fue maquinista en una corbeta nueva de la Armada durante la guerra y trabajó después como calderista de edificios de departamentos y luego como encargado de portería en varias escuelas bonaerenses.

En el informe Rattenbach en la parte VI, Capítulo XIV, se puede leer: Las lecciones del Conflicto: en los Aspectos Nacionales. Organización de la Nación para la guerra que: ¨Ha quedado demostrada la falta de preparación y organización del país para el caso de guerra, debido a la carencia de una legislación necesaria en materia de defensa nacional, a la deficiencia de las estructuras adecuadas y a la falta de procedimientos convenientes que permitan prever, planificar y ejecutar, en forma oportuna y eficaz, la movilización de la Nación para atender las exigencias de una confrontación belica¨.

Mientras en el Atlántico Sur, en las provincias patagónicas se desarrollaba la guerra y su población corría a cada sirena de ataque, Buenos Aires y el resto del país gozaban de cines, teatros, deportes y todo tipo de espectáculo. La actividad comercial basada en las recreaciones y divertimentos continuaba, la clase empresarial privilegiaba el lucro.

La solidaridad a la hora de la acción real y palpable quedaba oculta. Los que sí demostraban solidaridad eran los millones de niños que de la mano de sus docentes hablaban sobre la guerra y hacían colectas de alimentos, cartas y otros elementos esenciales para los soldados. Desde las estructuras clandestinas del movimiento obrero conformaron organizaciones solidarias como las Comisiones Por las Malvinas para acompañar a los soldados.

Lo que sí se exaltó desde la dictadura y con el acompañamiento de los medios fue el canto del Himno Nacional y de la marcha de las Malvinas, pero con eso no se ganaba una guerra.

Jamás una dictadura sangrienta podía tratar de mejor forma a los hijos del pueblo.

Al cumplirse 25 años de la guerra, en la conmemoración, el entonces presidente argentino, Néstor Kirchner no concurre a homenajear a los soldados. Si bien había sostenido que encabezaría los actos en el sur argentino, la sorpresa fue cuando no lo hizo, esta es la crónica del 3 de abril del 2007:

USHUAIA. El gobierno reclamó ayer a Gran Bretaña que retome el diálogo por la soberanía de las Islas Malvinas, en el acto central realizado en Ushuaia donde el punto saliente fue la ausencia del presidente Néstor Kirchner.
El encargado del discurso en representación del gobierno fue el vicepresidente y candidato a gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien expresó un enérgico reclamo al Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas.
“Vamos a recuperar lo que nos pertenece”, aseveró Scioli en la ceremonia que se inició a las 11.35 con la ejecución del himno “Aurora” en la Plaza Islas Malvinas, situada a orillas del canal Beagle.

El vicepresidente estuvo acompañado por el canciller Jorge Taiana, los ministros de Defensa, Nilda Garré, del Interior, Aníbal Fernández, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, brigadier general Jorge Chevalier, entre otras autoridades nacionales y provinciales.
El punto saliente del acto central fue la notable ausencia del presidente Kirchner.

El gobierno buscó ayer exhibir su sorpresa por las noticias que habían confirmado la presencia del jefe del Estado, pero la ratificación había surgido desde la misma Casa Rosada, por ejemplo, por boca de la ministra Garré.
Al momento de evaluar los motivos de la ausencia, todas las miradas apuntaron hacia los conflictos docentes en Santa Cruz.
Ayer a la mañana, unos 300 docentes esperaban la llegada del Presidente para “repudiar” lo que calificaron de "militarización" del conflicto docente en Santa Cruz, pero se quedaron con las ganas, ya que el jefe del Estado no viajó desde El Calafate, donde pasó el fin de semana.

Bertold Brecht dice en: General, tu tanque es más fuerte que un coche
Arrasa un bosque y aplasta a cien hombres.
Pero tiene un defecto:
Necesita un conductor.
General, tu bombardero es poderoso.
Vuela más rápido que la tormenta y carga más que un elefante.
Pero tiene un defecto:
Necesita un piloto.
General, el hombre es muy útil.
Puede volar y puede matar.
Pero tiene un defecto:
Puede pensar…

* Primera versión publicada el 5 de abril del 2007, versión ampliada y corregida.

Caracteres: 12.806

 

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

Usuarios Online

 

Latitud Periódico / Derechos de autor 2009 - 2013 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5119443