¨Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Son las escuelas la base de la civilización¨.

Domingo Faustino Sarmiento

Viernes 24 Marzo, 2017 11:12

 

La economía argentina comenzó a sufrir un profundo deterioro hacia mediados de los sesenta, como ya lo dije más arriba. La caída salarial y en general del ingreso familiar ha sido pronunciada.

JCC

MOVIMIENTO OBRERO INFORMES / INVESTIGACIONES

PÁGINA INICIO // MAPA DEL SITIO // SECCIÓN MOVIMIENTO OBRERO

 

EL GOLPE DEL HORROR
PARTE V

Por Juan Carlos Cena especial para Latitud Periódico

26 de marzo del 2014. Actualizado el 24 de marzo del 2017

Despojados de su memoria, los pueblos se opacan, mueren. Y suelen morir en la algarabía de imaginar que el pasado no interesa, aturdidos por voces que los llaman a no recordar.
Héctor Shmucler

Luis Cortadi, protesorero de La Fraternidad, ya venía polemizando sobre el "factor humano" con el anterior presidente, Cesáreo Melgarejo nombrado en la administración de Isabel Perón. Ante los primeros enunciados del general Caballero, por muy buenas intensiones que expresaran sus palabras, se percibía que por debajo de ellas se escondía la cesantía del personal. Cortadi escribía a mediados de 1976, en pleno auge del golpe: "Quisieron solucionar los problemas que tenían los ferrocarriles prescindiendo justamente de los ferroviarios, lo que parece construir edificio sin sus cimientos. Sin excepción, las distintos conducciones a la que aludimos en Ferrocarriles Argentinos se fueron derrotadas, perdiendo, pero sin saber que el país era el derrotado, el perdedor: Y nosotros, que habíamos intentado que se nos escuchara, que no cejamos en nuestro intento por salvar a la empresa, dando opiniones a quién quiera oímos, participando en los últimos tramos de cada una de las gestiones, colaborando con sentido patriótico, somos un conjunto de hombres que hemos presenciado la frustración de toda una generación, somos parte de la frustración misma, pero no nos damos por vencidos".

No bajaban los brazos los ferroviarios. Los gremios se intervenían, comenzaban los secuestros, los operativos nocturnos, los sospechosos eran rigurosamente vigilados, el por algo será se echaba a rodar. Cuenta Etchezar, dirigente de La Fraternidad:
"Los compañeros era cesanteados. Algunos viejos y conocidos compañeros, de esos que uno conoce hasta de qué club son hinchas. Las autoridades del Ferrocarril nos decían que eran cosas de la SIDE lo cual suponía creer que esos trabajadores eran poco menos que subversivos. Esa era la excusa. Simplemente querían echar gente y así condenaban a un trabajador a la sospecha. No les importaba".

Los ferroviarios temían el guadañazo de 15.000 a 20.000 trabajadores, a ello se le sumaba la intención de levantar 10.000 a 20.000 kilómetros de vías. El decreto 547 de marzo de 1977 autorizó a la empresa a proceder a la clausura a la clausura definitiva de varios ramales. La empresa sufría un déficit de locomotoras, de un 50 % del parque de coches estaba fuera de servicio y el problema de exceso de pasajes se resolvía eliminando trenes rentables. Cesantías, clausuras de ramales, de servicios, y una reglamentación de trabajo deshumanizada, era el círculo que rodeaba a los ferroviarios.

En 1977 a pesar de la represión la resistencia gremial ferroviaria, la red clandestina de las comisiones de la resistencia va tomando trabazón. El 28 de octubre comenzó un conflicto en el ferrocarril Roca iniciado por los señaleros. El diario La Nación le dedica cuatro columnas. Titula "Gestiones por el pleito ferroviario". Y de bajada: "Se extendió el paro ferroviario a otras líneas". Las líneas San Martín y Mitre también estaban paralizadas, con la adhesión de los otros gremios ferroviarios. Las coordinadoras interferrocarrileras hacían su presentación en sociedad. El diario La razón alerta en la edición de la tarde que el ferrocarril Urquiza paraba.

"La estrategia del diálogo y la fuerza", titulaba Clarín el día 30. Dos páginas dedicadas al conflicto con declaraciones y fotos de Liendo, Desmenuzaba el conflicto, que por su envergadura se constituía en la primera gran batalla obrera contra la dictadura La Conferencia Episcopal Argentina de decía estar ájenla conflicto, disimulando su preocupación con la oreja atenla y los ojos abiertos; en una de esas les toca mediar como en 1961en la Huelga contra el Plan Larkin que duró 42 días.

El diario Clarín dedicaba 12 columnas al problema: Instancia clave para el conflicto ferroviario". Alertaban sobre las derivaciones del problema. Más preocupación. Hubo paros en subterráneos, como un contagio. Reuniones van y vienen. El conflicto se expande. Qué no decían de los ferroviarios y de su espíritu subversivo, Asombro. A pesar de la intervención en algunos gremios y la amenaza sobre otros el paro prosigue. El 2 de noviembre el diario Clarín informa en su portada: "Aumentos del 43% a los ferroviarios". Pero los paros no cesaron. Este aumento no compensaba la desvalorización salarial por la inflación.


El general Albano Harguindeguy les recuerda a los ferroviarios que no existe el derecho de huelga. Intiman al personal. Comienzan a llegar miles de telegramas por cesantías y dirigentes a la cárcel. Es el año del mundial de fútbol los militares creían que podrían respirar tranquilos. Que los trabajadores estaban domados. Pero la cosa no fue tan así no había tregua ni conciliaciones por debajo de la mesa, todo venía caliente por los rieles desde el verano.
A mediados de junio se les corta la respiración a los milicos, ¿qué dirían las delegaciones extranjeras, ¡otra vez estos junagranputa! El Gordo Muñoz vocero futbolístico de los militares a través de Radio Rivadavia dejó de joder con eso de no tirar papelitos en la cancha para no dar mala imagen a las delegaciones extranjeras, y se metió con los ferroviarios, que daban muy mala Imagen. SI éramos derechos y humanos, ¿cómo podía haber paro ferrovlario? ¡Que se dejen de macanear con los jubilados' Otro paro, y van….

Un grupo de dirigentes de las seccionales San Martín, Victoria, Lynch y Castelar de los ferrocarriles Mitre, Urqulza y Sarmiento declararon un paro por 24 horas. Demandaban mejoras salariales, e intimaban a la empresa. Esta, vez dan la cara. Cuestión de corajes y esas cosas que hay que poner. Ellos eran Luis del Valle, Marco Ruiz Díaz, Juan Quiñones, Jerónimo Zambon, Gustavo Páez y Helios Mario Amendolaro.

La contestación no se hizo esperar, fueron perseguidos, sus domicilios allanados y algunos detenidos. Les aplicaron penas por violar leyes de la dictadura. No se peleaba sólo por el ferrocarril en este caso, si no por la obra social qué la habían intervenido. El médico coronel Stell tomaba medidas represivas contra el personal, y los pacientes eran ferroviarios, también fueron militarizados. Aquí también hubo resistencia.

El 27 de abril de 1979 se concretó la acción del movimiento obrero más audaz contra la, dictadura militar. Habían pasado más de tres años. Los que promovieron esta acción fueron detenidos. Unos asumieron toda la responsabilidad, otros eludieron las respuestas; uno de ellos deslindó toda responsabilidad; a otros ni los citaron, eran cómplices de la dictadura, otros fueron detenidos para disimular la complicidad.

Los dirigentes que organizaron el paro fueron todos detenidos. Allanaron sus casas, bares donde solían frecuentar. Inauguraron un pabellón de máxima seguridad en la Cárcel de Caseros. Estuvieron allí José Rodríguez y Saúl Ubaldini, quienes al poco tiempo salieron en libertad. Quedaron seis presos. Fueron Demetrio Romero (Alimentación), Enrique Micó (Vestido) Juan Carlos Castillo (Camionero), Raúl Ravitti (Unión Ferroviaria), Roberto García (Taxista) y Roberto Digón (empleados del gremio del tabaco), a estos tres últimos les dieron las máximas condenas.

El 22 de mayo un paro por 24 horas en todas las líneas desorientó a las autoridades por las características particulares que tuvo. Era la resistencia ferroviaria que, como una esfera obrera, lisa, sin protuberancias se presentaba. Así, en esa esfericidad se constituyó el cuerpo social ferroviario que resistía, sin evaporaciones.

No aparecía en esa redondez cabecilla ni vocero alguno, eran una sola acción llena de palabras redondas. Era la unidad en la acción contra la dictadura.
A raíz de este acontecimiento lo llevan a Etchezar al SIDE para interrogarlo, para que explique cómo había sido ese mecanismo inexplicable que habían utilizado para realizar el paro sin que el gremio lo hubiera decretado, y no apareciera nadie de vocero, o responsable. Después de cuatro horas -sin interrogarlo- lo soltaron; pero el contador Hugo Jorge Carassai, funcionario de turno de ferrocarriles, furioso lo tildó de subversivo por ocultar información, por no delatar.

-Esa noche tomé el colectivo 37 rumbos a Lanús, donde vivía, un poco más preocupado que de costumbre -recordaba Etchezar.

Cuando llegó la dictadura militar al ferrocarril tenía una plantilla de aproximadamente 154.000 trabajadores, al retirarse sólo 95.000; y un sin número de desaparecidos, hoy hemos contabilizado 90 compañeros desaparecidos. Había 1.650.0000 desocupados en el país, según datos de la central obrera. Los ferroviarios aportaron lo suyo. El ministro de Industria Kull se sinceraba que el producto bruto interno no había crecido entre 1975 y 1980... Lo que sí creció en la dictadura y los sucesivos gobiernos de democracias relativas y nadie lo menciona es el Déficit Bruto Interno: la desnutrición, la mortalidad infantil, el analfabetismo, falta de viviendas, el desamparo de nuestra aborígenes, la destrucción de la naturaleza, la desocupación, salud, educación pobladores sin agua, cloacas; ¿cuánto suma este déficit y en que tiempo se puede Y para no dejar nada suelto es dable la pregunta ¿con qué sistema de gobierno?

Todos los días la ofensiva contra los gremios se acentuaba. A APDFA, a la Comisión Directiva encabezada por el ingeniero Elido Veschi no los tocaron. ¿Por qué?, siempre nos preguntamos La Seccional, la que lo propuso, la que lo elevó, lo distinguió, fue barrida en una noche. ¿Por qué? Los porque fueron la compañía. Hasta que se tuvo que dejar el gremio, Elido Veschí siguió sentado en el sindicato.

En la Administración de Ferrocarriles Argentinos, Ramos Mejía 1302 6º piso, una comisión integrada por gente extraña sistematizaba la información que venía de distintas fuentes de delación. Muchos funcionarios ferroviarios se prestaron miserablemente a filtrar y depurar ese paquete. Esas delaciones tocaron nuestras puertas.

Comenzaron las cesantías, secuestros, allanamientos, exilios interiores, y el silencio, el silencio de los sepulcros nos fue cubriendo. Toda cobertura siempre tiene una hendija, por esa hendija apareció la resistencia ferruca de mil formas diferentes y florecieron las conductas solidarias…en ese trajín resistente perdimos hasta hoy, 111 compañeros ferroviarios y ferroportuarios.


• Juan Carlos Cena es miembro fundador del Mo.Na.Re.FA (Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos)
- Autor de:
- El Guardapalabras (memorias de un ferroviario)
- El Cordobazo, una rebelión popular.
- El Ferrocidio 1ª edición (agotada)
- El Ferrocidio. 2da edición (ampliada y corregida)
- Crónicas del Terraplén.
- Ferroviarios, una sinfonía de acero y lucha
- Ferrocarriles Argentinos Destrucción / Recuperación

- Historia (viva) de la Resistencia Peronista
- Numerosos trabajos sobre Movimiento obrero
- Coordinador Escuelas Político Sindicales / 2008 -2009 2013- 2016 ATE La Pampa
- Personal técnico especializado en Planeamiento y Control de Gestión
- ExSecretario general del Personal de dirección (APDFA) de Capital Federal
• Libro de próxima aparición

Caracteres: 11.256

 

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

Usuarios Online

 

Latitud Periódico / Elena Luz González Bazán / Padilla 736Derechos de autor 2009 - 2017 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5119443