¨Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Son las escuelas la base de la civilización¨.

Domingo Faustino Sarmiento

Viernes 24 Marzo, 2017 11:18

 

La economía argentina comenzó a sufrir un profundo deterioro hacia mediados de los sesenta, como ya lo dije más arriba. La caída salarial y en general del ingreso familiar ha sido pronunciada.

JCC

MOVIMIENTO OBRERO INFORMES / INVESTIGACIONES

PÁGINA INICIO // MAPA DEL SITIO // SECCIÓN MOVIMIENTO OBRERO

 

EL GOLPE DEL HORROR
PARTE II

Por Juan Carlos Cena especial para Latitud Periódico

23 de marzo del 2014. Actualizado el 24 de marzo del 2017

Despojados de su memoria, los pueblos se opacan, mueren. Y suelen morir en la algarabía de imaginar que el pasado no interesa, aturdidos por voces que los llaman a no recordar.
Héctor Shmucler


LO QUE VINO FUE EL INFIERNO

Nada peor puede venir. Se referían al período donde las tres A (Alianza Anticomunista Argentina) reinaban. En ese período hubo más de 900 muertos de todo tipo y tendencia. Casi un promedio de tres por día. Nada peor puede venir, se escuchaba en la calle. Después del espanto generado por el Pai y su gente, ¿qué? Muchos esperaban que con el orden de los militares reinara la paz. Eran los deseos del hartazgo. Que la masacre terminara. La hartura generaba una ingenuidad colectiva; tanto crimen, vejaciones, impunidad y desmadre que miraron con cierta esperanza la llegada de la caballería salvadora. Era la esperanza, que además paraliza en los primeros momentos.

Todo duró lo que duran los primeros comunicados. En el cuarto muestran la verdadera naturaleza de lo que vendría. En ese cuarto de marras afirman que todos los lugares de producción, sean privados o estatales, serán considerados objetivos de interés militar. Sancionan la Ley de Prescindibilidad en la Administración Pública, y se suspende el Estatuto del Docente.

Por abajo, subterráneamente, comenzaban los secuestros, allanamientos, muertes sumarias, la limpieza de los primeros momentos. Era el primer padrón confeccionado antes del golpe, la muerte prioritaria. Asume como Presidente del país el Tte. General Jorge Rafael Videla; elegido como el otro general: Onganía, por tres votos y un montón de fusiles y los civiles cómplices. Habla al país y dice: Quedó cerrado un ciclo histórico y se inicia uno nuevo. Y así fue no más la cosa, era sincero. Ninguna imaginación supuso que tanto peor sería ese futuro.

Las primeras cesantías se ejecutan en el ferrocarril. Dirigentes de las diferentes Secciónales de los cuatro gremios son despedidos. Algunos con la aplicación del Art.6; que decía que si eras supuestamente subversivo o potencialmente, no se te otorgaba el beneficio de la indemnización. A los otros sí, pero a la calle. Los fuegos se fueron apagando, la perrada se arrimaba, cimarrones y lobos, todos juntos; los simios se descolgaron de los árboles y los alcahuetes canalizaron las vendettas.

Soplones de ayer y de hoy, traidores profesionales, todos, no se les cansó el dedo de tanto señalar. Viejos rencores, broncas particulares, todo valió. Los cobardes se hacen valientes en ese llevar y traer nombres; otros más cobardes solicitan venganzas por encargo. Se cobra y se paga. Sale a la superficie todo el excremento humano. Yo delato, yo me salvo. La condición humana, no fue fácil vivir y sobrevivir en aquellos años. Porque por un lado sí estuvo la Resistencia y por otro la delación, la entrega, la miseria humana. Se debió pelear para Resistir y sobrevivir a esa mísera condición humana que afloró sin miramientos.

A los que delatan no los investigan, simplemente reina la injusticia. Ni disculpas. Con el correr del tiempo se pudo comprender que la cesantía era el mal menor. Trágico era cuando la delación se transformaba en desaparición y muerte. La paz anhelada en medio del hartazgo isabelino, dejó de ser, y otra paz apareció: la de la muerte, la de los cementerios; era la paz, la paz de los militares. En el Ferrocarril se vino la noche, y con ella sus sombras; de golpe, como un eclipse no previsto, como una jugarreta de los dioses.

Llegó lo clandestino una vez más a nuestras vidas. Ocultar, ser sombra y huella a la vez. Todos nos hicimos clandestinos. No hacer olas ni barullos ni entre nosotros. No mover el avispero. Era una situación tensa, nos tenía apretados, y se nos helaba el espinazo ante cada cesantía.

OFICINA 618: TODO EN UNA NOCHE

La delación seguía. Una noche, fruto de ella, allanan los domicilios y secuestran a todos los compañeros que encuentran, pertenecientes a la Seccional Belgrano oficina Centrales. Toda la oficina 618, la que recibió el nombre de la Jabonería de Vieytes, el lugar donde se abrieron las esclusas para crear nuevos comportamientos gremiales. Las fuerzas militares tomaron la denuncia en crudo y así la ejecutaron. Se salvaron los que circunstancialmente estaban en la línea, trabajando, en comisión, o no habían actualizado sus domicilios, o algunos separados de su mujer que anidaban en otra rama y lo ocultaban.

La operación se realizó en una noche y a la misma hora. Todos llevaban las listas en la mano y las punteaban como quién toma asistencia. No erraron. La traición estaba bien hecha. La delación era fidedigna. Sabían al detalle quienes eran los compañeros de la 618. El que la realizó conocía el riñón del lugar, era del lugar. Hoy, después de tantos años, se asegura que fue una denuncia llevada en mano. Se sabrá, no falta mucho. Este redondel que acaba de arribar era una rueda pesada, cruel, abarcaba y aplastaba todo a su paso.

Todo correspondía a un largo período histórico, en la que solo pueden emerger los cuerpos vivos, los que aman la vida, los que quieren la libertad del otro. Ligada a la de él por otros anillos del mismo remolino. Como si la vida, la lucha por la vida fuera un círculo en movimiento, en permanente rotación, donde a veces nos alcanzamos, o casi. Como los trenes en las grandes curvas, que se dobla como una enorme oruga, en la que el último vagón aspira los humos del esfuerzo.

El pánico hacía estragos en la Seccional, y como un viento loco la noticia de que lo habían secuestrado al Turco recorrió todas las distancias férreas. Quién no conocía al Turco. Noticia y pánico se fueron sobre rieles. Nadie hablaba. Se paralizaron las lenguas, escasamente el saludo. El terror era grande y andaba en todos lados: en las amistades, entre los compañeros del gremio. Se eludía el tema.

Todo era desconfianza. Todos sabían que era la delación, pero no sus formas. Se miraban los rincones, los lados oscuros de las miradas, todo se miraba.
APDFA nacional, cuyo secretario general era el ingeniero Elido Veschi, aposentado desde 1975, pasando por dictadura militar sin ningún rasguño hasta la fecha, sólo propinó lamentos. Que ellos poco podían hacer. Que lo lamentaban muy mucho. Pero eso sí, si tenían noticias iban a avisar. Quedó flotando en el aire el "por algo debe ser".

En esos años, tanto Veschi como el segundo del gremio, dactilógrafo Patronelli no manifestaron preocupación por lo sucedido. Los allanados terminaron cesanteados.

Por oponerse a un negociado con los durmientes -viejo negocio en los ferrocarriles, que tiene que ver con obrajeros, quebrachales, muerte que suma muerte-, donde había un civil como responsable, al dirigente anarquista Don Américo Cattáneo la rabieta le produjo un paro cardíaco. Lo sacaron de las oficinas, lo internaron y nunca más volvió al ferrocarril.

Siguieron las bajas y el despido y los exilios internos y externos fueron el resultado mejor, en este caso.

* Juan Carlos Cena es miembro fundador del Mo.Na.Re.FA (Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos)
- Autor de:
- El Guardapalabras (memorias de un ferroviario)
- El Cordobazo, una rebelión popular.
- El Ferrocidio 1ª edición (agotada)
- El Ferrocidio. 2da edición (ampliada y corregida)
- Crónicas del Terraplén.
- Ferroviarios, una sinfonía de acero y lucha
- Ferrocarriles Argentinos Destrucción / Recuperación
.

- Historia (viva) de la Resistencia Peronista

Numerosos trabajos sobre Movimiento obrero
- Coordinador Escuelas Político Sindicales / 2008 -2009 2013- 2016 ATE La Pampa
- Personal técnico especializado en Planeamiento y Control de Gestión
- ExSecretario general del Personal de dirección (APDFA) de Capital Federal
• Libro de próxima aparición

Caracteres: 7825

 

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

Usuarios Online

 

Latitud Periódico / Elena Luz González Bazán / Padilla 736Derechos de autor 2009 - 2017 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5119443