¨Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Son las escuelas la base de la civilización¨.

Domingo Faustino Sarmiento

Domingo 27 Noviembre, 2016 15:14

SOCIEDAD INFORMES / INVESTIGACIONES

PÁGINA INICIO // MAPA DEL SITIO // MUJER Y NIÑOS

 

LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Por Elena Luz González Bazán * especial para Latitud Periódico

25 de noviembre del 2016

El proceso actual de violencia contra la mujer no está al margen de la violencia general que se enseñorea en nuestra sociedad. Verlo como un problema feminista o simplemente una intimidación patriarcal es una de las aristas del problema o de la problemática violenta.

La sociedad actual enmarcada en el sistema determinado, el capitalista, tiene una larga trayectoria violenta: las guerras, ocupaciones, masacres, desapariciones, muertes, asesinatos, fusilamientos, pena de muerte, genocidios contra poblaciones completas.

Esta realidad violenta atañe a toda una sociedad que durante muchos años ha mirado al costado o dejado por acción u omisión que estos niveles de violencia avancen sin hacer nada. La preocupación comienza cuando arrecia sobre cada uno de los actores que la sufren, pero ese sufrimiento no se toma como de conjunto… estas atrocidades de los últimos tiempos han sacudido a la sociedad actual de las grandes urbes, pero sustancialmente a las mujeres que sienten que este contexto violento no termina, no es tomado en cuenta: tanto por la justicia como las fuerzas del orden que en realidad se burlan o minimizan la violencia hacia la mujer.

Este marco general acarrea que sin cifras oficiales por años, haya, según la casa del Encuentro, una organización no gubernamental que nos alerta, 286 muertes de mujeres durante el 2015, y en este último mes de octubre una muerte cada 24 horas, además de las violaciones y golpizas múltiples sufridas… y es importante decir sufridas porque la pesadilla que se soporta es un gran padecimiento que soporta la víctima…

En el promedio general una mujer cada 30 horas es asesinada.
Los últimos tiempos, las redes sociales vienen jugando un papel de aglutinamiento pero esto no implica de organización para lograr que se termine o elimine el problema acuciante: la violencia, sino que sirve para una gran movilización que queda en esto cubierta por los grandes medios de comunicación pero que luego no hay nada de como continuar.
Estas movilizaciones se dieron el 3 de junio del 2015, otras menores, luego al año y recientemente, este 18 de octubre después del asesinato y previa violación atroz a la marplatense de tan solo 16 años, Lucía Pérez. Los diarios de ese sábado 22 de octubre dieron cuenta del rescate de otra joven, de tan solo 18 años de una red de trata, llevada desde Santa Rosa, La Pampa a Paraguay.

Luego de la movilización se conocieron otros asesinatos. Más femicidios y más violencia como si fuera una forma de respuesta. O mejor es decirlo, es una manera de responder, aún con más violencia, a la misma movilización de miles de mujeres en todo el país y de muchos miles de hombres que se manifestaron eludiendo el concepto de muchas feministas que no querían que los hombres acompañaran este reclamo.

Estas realidades contradictorias acarrean más divisiones que unificación de criterios, son formas de interponerse y evitar logros de conjunto… si bien es cierto que el 65 por ciento de los casos de violencia contra la mujer lo ejecutan sus parejas, maridos, ex y otros familiares, no es menos cierto que esto no es el conjunto de los varones y que contraponer hombre a mujer genera otro problema a resolver… ¿Qué se hace con quienes no son participes de esta violencia machista?

La violencia no termina por voluntad de unos o de miles, son necesarias políticas de Estado que definan soluciones a corto, mediano y largo plazo, que trasciendan los gobiernos y perduren… ¿es muy difícil el planteo?

O bien parece complicado solucionarlo…

Esto hace a poder también resolver la realidad angustiante de familias que quedan truncas y esencialmente niños que quedan sin madres o en manos de padres violentos o familias que apañan estas conductas aberrantes.

La justicia que llega tarde no es justicia, pero hay que decirlo con dolor y reflexivamente… hace décadas que en nuestro país la justicia para estas problemáticas y tantas otras es realmente inexistente… y si es inexistente es cómplice…
Hace muchos años que el discurso es solo eso, discurso y altisonante... sin contenido... sin soluciones... esperamos que desde las dirigencias políticas avancen en solucionar esta dura y complicada realidad, es su responsabilidad implementar políticas de Estado, las que han sido inexistentes.

• Autora de MUJER, SOCIEDAD Y POLÍTICA, 30 DE MARZO DE 1982, UNA GESTA OLVIDADA Y BUENOS AIRES CIUDAD INDUSTRIAL, VILLA CRESPO CASO TESTIGO.

Caracteres: 4518

  T {temp}
ST {st}
{estado_actual}
H {hum}
P {pre}
vis {vis}
vie {vie}

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

Usuarios Online

 

Latitud Periódico / Derechos de autor 2009 - 2013 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5119443