De lo que mis granaderos son capaces, solo lo sé yo, quien los iguale habrá quien los exceda no.

José de San Martín

Actualizado: 4 Octubre, 2016 17:52

La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos.

José de San Martín

MEDIOS DE TRANSPORTE INFORMES / INVESTIGACIONES

MAPA DEL SITIO

 

 


 
 

COLAPSO EN EL TRANSPORTE
TRASTORNOS SEVEROS TANTO EN EL TRANSPORTE FERROVIARIO Y VIAL

Por Juan Carlos Cena * especial para Latitud Periódico

20 de julio del 2011

Está verificado, por los estudios realizados, que hay una accidentología en el transporte ferroviario y que marcan un crecimiento hacia el siniestro.
En el plano de rutas y en la ciudad, la siniestralidad está instalada.

Transporte Ferroviario

Se ha verificado, a través de estudios basados, en la experiencia de la accidentologia del transporte ferroviario, que las indagaciones nos marcan la tendencia del crecimiento de los siniestros ferroviarios, tanto en los trenes suburbanos de pasajeros concesionados, como de carga, por falta de mantenimiento preventivo integral, a pesar de los abultados subsidios otorgados a los primeros y los no pagos de cánones en los trenes cargueros.

Debemos señalar que las infraestructuras ferroviarias y viales son cada día más obsoletas, no hay mejoras, cuestión que encarece fletes, pasajes de corta, media y larga distancia, a pesar de los voluminosos beneficios que les otorga el gobierno nacional.

Los accidentes de trenes dejan 1,5 muertes por día. La cantidad de personas arrolladas por trenes totalizaron: 1.591 personas entre 2003 y 2005, lo que representa un promedio de un caso y medio de muertes por día, sólo en los ferrocarriles del área metropolitana (Gran Buenos Aires), concluyó un informe de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT), que alertó que "estos hechos resultan traumáticos para los trabajadores ferroviarios".
De acuerdo al análisis, existen "signos que se manifiestan y que se vinculan con el Trastorno de Estrés Postraumático en maquinistas de trenes que han participado en arrollamientos de personas y vehículos".

La muestra sobre la cual trabajaron los investigadores de la SRT estuvo compuesta por 201 trabajadores maquinistas, de los cuales el 47 por ciento son conductores de Diesel; 27 son ayudantes; y 26 son de trenes eléctricos.

Según la información provista por los encuestados, el promedio de edad es de 42 años y el promedio de antigüedad en el trabajo es de 18 años. Todos los entrevistados participaron en, al menos, un arrollamiento. Antes los maquinistas o conductores trabajaban 8 horas como máximo, luego eran relevados. A la flexibilización laboral hay que sumarle el abuso patronal más la complicidad sindical, que trae como consecuencia viene el Trastorno del Estrés Postraumático. Todo esto se oculta. Las estadísticas mienten y la mentira se enseñorea.
Coincidiendo con todo lo que venimos señalado desde el Mo.Na.Re.FA Eduardo Mondino, ex-Defensor Pueblo de la Nación, dijo en el marco del 2° Congreso Argentino de Accidentes de Tránsito y 1° Congreso Argentino de Evaluación de Salud y Valoración del Daño Corporal, que se celebró en la ciudad de Mendoza, expuso sobre la Iniciativa Popular "Porque la vida vale" que está impulsando en todo el país y que procura implementar un Plan Integral de Seguridad Vial para contrarrestar el flagelo de siniestros viales que se viene cobrando un promedio de 28 vidas diarias en nuestro país.

El ex ombudsman Eduardo Mondino señaló, en esa oportunidad, que "Argentina ha dejado de ser un país con accidentes para pasar a ser un país con siniestros, por lo que debemos referirnos a la existencia de una verdadera endemia social. Como estos siniestros son el resultado de una sumatoria de factores predeterminados y evitables, se advierte la necesidad de una política de Estado para prevenirlos".

Eduardo Mondino punteó, entre otras cuestiones, que deben atribuirse responsabilidades correctamente: "A una sociedad anómica se suma un Estado ausente o, en el mejor de los casos, con acciones meramente espasmódicas y por lo general superficiales". Durante 2006 se produjeron, por siniestros viales ocurridos en todo el país, 7.557 víctimas fatales. El Defensor nacional llamó luego la atención sobre el incremento de siniestros viales que generaron lesiones o muertes en los últimos 8 años: en 1999 hubo 74.547 siniestros y en 2006 llegaron a 126.016 los siniestros. Las pérdidas económicas estimadas por siniestros viales alcanzaron los 1.000 millones de pesos entre julio de 2006 y julio de 2007.

Eduardo Mondino enfatizó que: la desarticulación de la red ferroviaria nacional y las pésimas condiciones de los servicios ferroviarios existentes han causado un inusitado crecimiento del tránsito vehicular a motor "para el cual Argentina no está preparada ni en su infraestructura ni en lo relativo a su desarrollo normativo¨. El ex ombudsman expuso detalladamente la Iniciativa Popular por la que viene bregando desde fines del año pasado y que propone, en sus lineamientos más importantes:

-Declarar la emergencia vial por dos años; -Cumplimentar acciones positivas ordinarias y extraordinarias e incrementar la cantidad, intensidad, calidad y efectividad de los controles;
-Informar mensualmente operativos, personal, ámbito territorial, etc., -Formular mapa de zonas de alto riesgo,
-Crear la Autoridad Nacional de Seguridad Vial en el ámbito del Poder Ejecutivo Nacional, -Poner en ejecución plena el registro Nacional de Antecedentes del Tránsito,
-Coordinar la unificación de los principios normativos de circulación terrestre y las políticas de seguridad y educación vial.
Finalmente, Eduardo Mondino señaló que con el respaldo de la comunidad y por la protección de los derechos humanos de todas las ciudadanas y ciudadanos "reuniremos las 400.000 adhesiones necesarias para presentar este proyecto de ley al Congreso de la Nación para que se ponga en ejecución plena e integral el Plan Estratégico Nacional de Seguridad Vial".

LA SINIESTRALIDAD ES HOY UNA REALIDAD, SUPERÓ A LA ACCIDENTOLOGÍA
La Ciudad y las rutas

Por otro lado, un informe del Departamento de Prevención de Heridas y Violencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que los accidentes de tránsito matan, en el mundo, a 1,2 millones de personas cada año y 400.000 son jóvenes menores de 25 años.
El año 2008 fue una continuidad acelerada del anterior, llamado “el año de la seguridad vial”, que, según, la organización no gubernamental.

Luchemos por la Vida, el año que pasó, informó que aproximadamente más de 8.000 personas perdieron la vida.

El Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV) asevera que la tasa de mortalidad en accidentes de tránsito aumentó en un 28,5 cada 100.000 habitantes, lo cual representa un aumento sustancial, si se tiene en cuenta que durante el 2006, el índice había sido del 26,2. La tasa de mortalidad de la Argentina es la segunda más alta de América Latina, sólo superada por México (28,9), muy lejos de Venezuela (19,3), Brasil (18,5), Uruguay (17,2) y Chile (13,1). Los datos divulgados por el IVEV alarman si se compara con el 2007 con el año anterior. El índice de mortalidad subió un 10 por ciento, el de la cantidad de lesionados el 15,3 por ciento, y el siniestros graves es del 21,4 por ciento.

La misma organización, Luchemos por la Vida, lleva un recuento de la cantidad de muertos a partir de las estadísticas oficiales. Si bien son cifras provisorias, no dejan de ser espeluznantes y confirma lo graficado por el ex Ombudsman, Eduardo Mondino, habla del país de los siniestros no de los accidentes. La cifra de 8.014 personas fallecidas en el 2007 implica un promedio de unas 668 víctimas por mes y un promedio de 22 muertes por día. Comparado con el año anterior, hubo 547 muertos más. En enero del 2008 hubo 100 muertes en las rutas y 115 fueron los heridos. Las perspectivas que ofrece la Argentina del siniestro, es patética.

Estas apreciaciones corresponderían al transporte automotor en general, pero no mencionan que una de las causales es la ausencia del ferrocarril. Con respecto a lo territorial, el ex Ombudsman Eduardo Mondino señalaba como con fuerza, la catastrófica ausencia del ferrocarril por toda la geografía nacional. Esa retirada, trajo consigo que el ferrocarril dejaba de ser un elemento integrador y vertebrador de las economías regionales, comunicación y cultura, privación grave que ha generado una despoblación nacional, cuestión graficada en casi 1.200 pueblos fantasmas. Solamente en la provincia de Buenos Aires 236 pueblos abandonados.
Pero lo que no se puede cuantificar ni graficar son los padeceres y angustias que sufren sus pobladores al abandonar sus hogares y afectos, sus cementerios y sus muertos, plazas, casas, animales… el paisaje y esas cosas de cada uno, es decir, los afectos del terruño.

La falta de comunicación zonal es una cuestión significante, profunda. A la comunidad, al comprobar la ausencia de este medio, le genera un vacío, un hueco, una oquedad que no es cubierta por nada, el habitante migra junto al otro, buscando la integralidad con el otro, se van del lugar. Estos antiguos habitantes del territorio se transforman en extraños emigrantes dentro de su propio territorio. Ese abandono ha contribuido a la disgregación nacional. Para el gobierno que se fue y éste, esa manifestación, es secundaria. No tiene importancia ni incidencia electoral. Más precisamente, es ignorada, no es que pase desapercibida a sus ojos, no se las tiene en cuenta a pesar de tenerla contabilizada. Al no tenerla en cuenta, no interviene para enmendar ese aislacionismo comunicacional, y al no tenerla en cuenta, es no tener en cuenta al ser que habita ese lugar, lo deja abandonado, es decir, tenemos que deducir que el gobierno nacional no tiene sensibilidad.

• Juan Carlos Cena experto en Transporte.

FUENTES: Luchar por la vida, diarios y medios por internet, fuentes propias.

Caracteres: 9.568