El conocimiento nos hace responsables.

Ernesto Guevara de la Serna (el Che)

El poeta ve lo poético aun en las cosas mas cotidianas.

Olga Orozco

Actualizado: 4 Octubre, 2016 16:30

SALUD Y CIENCIA INFORMES / INVESTIGACIONES / OPINIÓN

MAPA DEL SITIO

 

 


 
 

UN AVANCE PREOCUPANTE EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

La tuberculosis, una enfermedad de la pobreza, los pobres no pueden sostener la enfermedad, los remedios son caros.

Por Elena Luz González Bazán especial para Latitud Periódico

27 de diciembre del 2010


Nuestro país tiene una incidencia importante en cuanto a casos de tuberculosis. Se producen anualmente entre 11 y 12 mil casos de tuberculosis. El 50 por ciento de ellos en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires.

La mayoría vive en el área metropolitana Buenos Aires o sea en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los 19 partidos circundantes. Mueren en el país, aproximadamente, cinco personas cada dos días, por causa de esta patología.

En la Capital Federal se atienden anualmente unas 2.000 personas con tuberculosis recientes, la mitad de las cuales residen en el conurbano bonaerense. Esta realidad no es del siglo XIX sino del actual siglo XXI y son datos de mitad de año.

“La tuberculosis es una enfermedad de la pobreza (las personas sin recursos no tienen medios para sostener el tratamiento prolongado que requiere) pero puede contagiar a cualquiera, y lo más peligroso es que la mayoría de la gente cree que está erradicada, y esto no es así”, son palabras del Dr. Vicente Donato, neumonólogo y director médico de la Liga Argentina contra la Tuberculosis, quien ofrece las siguientes cifras: en nuestro país hay alrededor de 13 mil casos nuevos por año y 1000 muertes en el mismo período. La mitad de los enfermos están en la Capital Federal y el conurbano. “Y estamos hablando de una enfermedad prevenible y curable”, concluye.

Es por otro lado una enfermedad contagiosa que afecta principalmente a los pulmones, pero que también puede atacar otras partes del cuerpo, ya que está producida por una bacteria, el bacilo de Koch. Para contagiarse, basta que una persona sana tenga contacto con alguien que posee la enfermedad y no esté en tratamiento, ya que cuando una persona enferma tose o estornuda elimina las bacterias de la tuberculosis, que quedan suspendidas en el aire y pueden ser inhaladas por alguien sano. No hay contagio por compartir utensilios o por estrechar la mano, informan los especialistas.

ALGO DE HISTORIA
Fue Robert Koch quien, en muestras de preparados de secreciones respiratorias, pudo ver a la bacteria responsable de la tuberculosis, cuyo nombre científico es Mycobacterium tuberculosis. Esta bacteria no sólo afecta al pulmón sino que puede producir infecciones en otros órganos. A pesar de un tratamiento efectivo, en la actualidad se presentan nuevos problemas: la resistencia a los antibióticos, la lentitud en el diagnóstico, la transmisión de la enfermedad de una persona a otra, y la aparición del VIH; hacen que esta enfermedad que se creía controlada, vuelva a estar presente.

¿Qué nuevos avances existen para esta enfermedad?

Mejorar el diagnóstico es una de las necesidades más importantes en la actualidad. Este bacilo crece muy lentamente y muchas veces se tardan semanas en realizar un correcto diagnóstico. Gracias a los nuevos avances como la biología molecular (en donde se busca la información genética de la bacteria) uno puede determinar si un paciente tiene tuberculosis de forma más eficiente. Esto se logra con lo que se denomina la PCR en tiempo real. Para ello se colocan las muestras de secreciones respiratorias del paciente en un procesador y en dos horas se obtiene el resultado ( sí, en sólo dos horas!). Algunos centros en Argentina ya cuentan con esta nueva tecnología pero no todos la aplican para la tuberculosis.

Estas técnicas de biología molecular también son fundamentales para buscar resistencia del bacilo de Koch a los antibióticos que usualmente usamos. Hoy sabemos qué alteraciones en el gen del mismo determina la resistencia a la mayoría de las drogas antituberculosas, por lo tanto se puede detectar rápido esta resistencia y optimizar mejor el tratamiento.

Gracias a los tratamientos altamente efectivos para el VIH se ha podido controlar en esta población los casos de tuberculosis. Es la medida más importante en esta población.
La investigación básica y el desarrollo de vacunas son otras prioridades que se encuentran en la búsqueda permanente para erradicar la enfermedad y sabemos que existen muchos centros enfocados en estos tòpicos.

Finalmente ¿qué ocurre con el tratamiento? ¿Hay algún avance?. El tratamiento actual es prolongado lo que trae problemas de cumplimiento, efectos adversos, y en el caso de las personas con VIH, interacciones con los medicamentos antirretrovirales, afirma la Dra. Gabriela Bugarin-Coordinadora Médica Helios Salud.

UNA ENFERMEDAD PRESENTE EN EL SIGLO XXI
En julio del 2008, la diputada nacional Virginia Linares le pidió al Poder Ejecutivo Nacional que informara sobre los aspectos referidos al programa Nacional de Control de la Tuberculosis. El encargado de dar ese informe era el Ministerio de Salud de la nación.
El 7 de noviembre de ese año, la noticia era que dos alumnos de una escuela técnica tenían tuberculosis. La cartera de salud sostenía que: "Médicos del Hospital Ramos Mejía hicieron el estudio de foco correspondiente, que consiste en identificar a los contactos directos del paciente y establecer las medidas de control y prevención pertinentes".

En ese momento el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires comunicaba que ¨como resultado del estudio de foco, se les está haciendo quimioprofilaxis a tres adolescentes más”, y que fuentes del gobierno porteño precisaron que no se trataba de casos graves y que, en consecuencia, la vida de los dos chicos no corría peligro.

Por su lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la tuberculosis como responsable directa de la muerte de dos millones de personas al año. Tal es la magnitud y gravedad de la situación que la OMS declaró al mundo en estado de emergencia frente al rebrote de la enfermedad. En nuestro país se notifican entre 12 y 13 mil casos anuales y muere una persona cada 8 horas por esta causa. Pero eso sí, ni la OMS ni nuestro país toma el tema con la gravedad que tiene, mientras la gripe porcina ha sido declarada pandemia. La tuberculosis sólo es considera como estado de emergencia.

La diputada Linares afirmó: “Para dar una idea de la magnitud del problema basta una comparación: en la Argentina hay en promedio entre 12 y 13 mil nuevos casos de tuberculosis por año, más de 120 mil en las últimas dos décadas. Y, hasta ahora, hay cerca de 25 mil casos declarados de sida, enfermedad que tiene una gran repercusión mediática. Pero la tuberculosis no vende. Mientras el VIH mueve fortunas en el mundo, con la industria farmacéutica detrás, la tuberculosis sigue siendo tan marginada por las políticas de Estado como por los grandes laboratorios”, sostuvo la diputada nativa de la ciudad de Bahía Blanca.

En el conurbano bonaerense se notifican el 45 por ciento de los casos totales del 2006, o sea, 4.726 afectados en el distrito. “Éstas son cifras no actualizadas y declaradas, considerando que existe un importante número de subregistros de la enfermedad”, continuaba Linares.

El Programa de Control de la Tuberculosis se creó para controlar y dar seguimiento a esta enfermedad y se supone para erradicarla. “Sin embargo, hemos podido constatar que los recursos destinados al referido Programa no están llegando de manera eficiente y equitativa a donde deberían llegar. A nivel regional la falta de recursos impacta negativamente en la implementación del Programa, limitando sus actividades, cuando sucede, a la distribución de medicamentos y asistencia médica a la demanda espontánea”, sostuvo Linares.

LOS TRABAJADORES DE SUBTERRÁNEOS
El 23 de enero del corriente año, el Cuerpo de Delegados de subterráneos denunciaba que había dos trabajadores de la Línea B con tuberculosis y responsabilizaba a la empresa Metrovías por la falta de controles, el sistema de salud y la actitud negligente de la empresa.

"Como producto de la negligencia de Metrovías y su servicio médico, se produjo un nuevo caso en la línea B", subrayaron los delegados Claudio Dellecarbonara y Jorge Pisani. Tras remarcar que la "tuberculosis es una enfermedad altamente contagiosa que se vuelve crónica y puede provocar la muerte", y que "los usuarios tienen contacto directo con los trabajadores", lo que multiplicaría los riesgos de contagio y propagación de la enfermedad, los delegados anunciaban la posibilidad de iniciar un plan de lucha.

LOS NÚMEROS DE LA ENFERMEDAD
Entre 11 y 13 mil casos por año, el 50 por ciento entre Ciudad de Buenos Aires y Conurbano bonaerense. Más de 4.500 casos para el Conurbano, más de 1.200 para la Capital Federal.
En la ciudad como ya informamos en el informe anterior, 42,9 personas cada 100 mil habitantes.

El doctor Vicente Donato, Director Médico de la Liga Argentina Contra la Tuberculosis, afirma que la tuberculosis se radica en estas zonas porque hay hacinamiento y precariedad de las condiciones de vida. Además son espacios en donde se asientan muchos inmigrantes, susceptibles a traer la enfermedad desde sus países de origen.
Pese a esto, el virus puede afectar a cualquiera. “La tuberculosis es una enfermedad social, se puede contagiar cualquiera en los lugares como colegios y clubes, pero hay gente mas propensa por el contexto”, agrega Donato.

“La mejor forma de prevenir es curar. Hay que interrumpir la cadena de infecciones”, sostiene Donato, y explica que el problema radica en las personas que interrumpen el tratamiento sin estar curadas y en la falta de supervisación en el procedimiento que siguen los pacientes. Es necesario, entonces, que “una persona idónea compruebe que el enfermo tome la medicación. Cuando se abandona, el virus se hace resistente y después sigue contagiando”, agrega el titular de la Liga Argentina de Tuberculosis.
Hay que seguir los casos, supervisarlos. “Lo que hay que hacer es realizar una política más fuerte a nivel nacional en cuanto al seguimiento. Lo que falta es una coordinación general del tratamiento supervisado que cubra un nivel más alto. Hay que hacer un esfuerzo que no es muy grande, es un tema de organización”, concluye Donato.

LA LIGA ARGENTINA DE LUCHA CONTRA LA TUBERCULOSIS
Esta es una entidad privada sin fines de lucro que se formó el 11 de mayo de 1901. La Asociación funciona como centro de estudios de tisioneumonología, enfermedades del medio ambiente y ocupacional, además de ofrecer asistencia médica al tuberculoso indigente y su familia.
Luego de 107 años de funcionamiento, la Liga está atravesando un mal momento económico. “Estamos en una situación muy seria, al borde de la quiebra”, explicó al diario Perfil el doctor Donato.

CONURBANO BONAERENSE
Según la implementación del ministerio de Salud de la Nación hay un plan con 75 centros de atención primaria de salud (CAPS) en el sur del Conurbano para que se lleven adelante: diagnósticos y tratamientos contra la tuberculosis.

En Avellaneda, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Quilmes y Lanús se planteaban el seguimiento de personas que padecen tuberculosis y no han completado el tratamiento, o no han recibido el seguimiento suficiente. Esto tiene que ver con contención, medicamentos gratuitos. "Instalar la tuberculosis en los centros de salud primaria es fundamental para fortalecer el tratamiento de esta enfermedad", manifestó Sergio Arias, coordinador del Programa Nacional de Control de la Tuberculosis.

Arias afirmó que:" junto con trabajadores sociales del ministerio de Desarrollo, vamos a recuperar a 400 personas que fueron diagnosticadas pero no sabemos si completaron el tratamiento de seis meses para curarse".

La tuberculosis asciende a 38 casos por cada 100.000 habitantes en la Ciudad de Buenos Aires, y a 30 en la Provincia. Las tasas de estas áreas son más altas que el promedio nacional, que en el año 2007 fue de 27,1 por cada 100.000 habitantes.

Recomendaciones:
- consultar al médico si la tos se prolonga por más de dos semanas.
- taparse la boca al toser o estornudar.
- ventilar los ambientes y evitar situaciones de hacinamiento.
- ante el diagnóstico de tuberculosis, cumplir el tratamiento durante todo el tiempo indicado.

La tuberculosis avanza en la primera ciudad del país, más de 1.200 casos registrados para el 2007, está hablando de casi cuatro casos por día. Está instalada en las áreas más empobrecidas de la ciudad. No es casual, a esta situación se suman el Paco, la desnutrición, el Chagas, el dengue, y un sinfín de situaciones infectocontagiosas y de la pobreza que castiga a las franjas etarias más vulnerables: niños, niñas y ancianos o personas mayores.
Pero en el 2008, el ministerio de Salud porteño comunicaba que los casos nuevos por tuberculosis fueron de 2.500; más de 7 casos diarios.

Finalicemos con Ramón Carrillo: "...Frente a las enfermedades que produce la miseria, frente a la tristeza y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causa de enfermedad, son unas pobres causas..."

FUENTES: Cuerpo de Delegados del Subte, Perfil, Noticias Urbanas, El Día de La Plata, Argenpress.info, fuentes propias, entrevistas y otros.

Caracteres: 13.400