¨Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Son las escuelas la base de la civilización¨.

Domingo Faustino Sarmiento

Sábado 7 Julio, 2018 21:32

2017

Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo

Naciones Unidas

SOCIEDAD / TEMAS RELIGOSOS INFORMES / INVESTIGACIONES

PÁGINA INICIO // MAPA DEL SITIO

 

 


 

 

LOS PALOTINOS

 

 

LOS PALOTINOS

 

4 Julio de julio de

1976 - 2017

Los sacerdotes: Alfredo Leaden, Pedro Duffau y Alfredo Kelly y los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Barletti.

El Padre Leaden, tenía 57 años, era delegado de la Congregación “Sociedad del Apostolado Católico, fundada por San Vicente Palotti;

El Padre Duffau, tenía 65 años y era profesor;

El Padre Alfredo Kelly, de 40 a ños, era director de catequesis en Belgrano y profesor en el colegio de las Esclavas del Santísimo Sacramento;

Salvador Barbeito, tenía al momento de su asesinato 29 años, era seminarista, profesor de filosofía y psicología y además rector del colegio San Marón; y

Emilio Barletti, seminarista y profesor.

 

Los religiosos fueron maniatados, golpeados y fusilados por la espalda.

 

 

MASACRE DE SAN PATRICIO

 

LOS PALOTINOS PARTE I

 

LOS PALOTINOS PARTE II

LOS CURAS PALOTINOS
UNA MASACRE ANUNCIADA

Por Elena Luz González Bazán especial para Latitud Periódico

11 de julio del 2017

Aquella madrugada del 4 de julio de 1976, en Estomba 1942, a la altura de Echeverría al 3900, sede de la tristemente conocida Parroquia de San Patricio, se produce el ingreso de grupos de tareas de la última dictadura militar que llevarán adelante el fusilamiento de los curas y seminaristas de la Comunidad  de los Padres Palotinos, en aquel momento era el barrio de Belgrano R, hoy es Villa Urquiza, Comuna 12.

Los religiosos fueron maniatados, golpeados y fusilados por la espalda.

LOS ANTECEDENTES

Ojo por ojo…
Este puede ser el planteo de los dictadores, porque dos días antes, en la Superintendencia de Seguridad Federal estalla una bomba que mata entre 15 y 20 policías según las distintas fuentes.

Los religiosos llevaban adelante un trabajo social intenso y en el caso del padre Kelly había logrado formalizar 9 grupos juveniles. Los religiosos eran todos argentinos menos Barbeito que con tres años había llegado con su familia desde España.

El lugar donde se erige la Parroquia es de un poder adquisitivo muy importante, durante esos años y mucho después los habitantes eran la conocida ¨oligarquía vacuna¨.

Posteriormente, el padre Favre, en nombre de la Conferencia de Religiosos, durante la Misa de cuerpo presente concelebrada por 150 sacerdotes y presidida por el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Guillermo Leaden, hermano de uno de las víctimas, denunció "las innumerables muertes y desapariciones de las que nadie sabe dar razón y que constituyen una injuria a Dios y a la Humanidad". 

LA JERARQUÍA ECLESIÁSTICA


Lo que se conoce es que el entonces cardenal Aramburu y el nuncio, monseñor Pío Laghi se entrevistaron con la Junta Militar pidiendo explicaciones, esto fue 72 horas después y, que la dictadura habría acusado a, como era su discurso, "elementos subversivos" por la masacre, que aparentemente en sus contradicciones llegó a admitir que se trataba de grupos militares salidos de control.

En aquella oportunidad, el cardenal y el nuncio llevaron una carta de la Conferencia Episcopal donde afirmaban: "Nos preguntamos, o mejor dicho la gente se pregunta a veces sólo en la intimidad del hogar o del círculo de amigos porque el temor también cunde: ¿qué fuerzas tan poderosas son las que con total impunidad y con todo anonimato pueden obrar así a su arbitrio? ¿Qué garantía, qué derecho le queda a los ciudadanos?" 

EL PAPEL DEL PADRE KELLY

El último sermón conocido como el ¨sermón de las cucarachas¨ denunció sobre cómo se apropiaban y remataban los bienes que robaban a los desaparecidos. Por lo que se conoce, días después, feligreses de San Patricio pedían la destitución de Kelly por ¨comunista¨.
La historia es conocida… la madrugada, las detenciones y asesinatos, la zona liberada por parte de la Comisaría 37 y las bravatas que decían: "Estos zurdos murieron por ser adoctrinadores de mentes vírgenes", todo para justificar una masacre…

EL PADRE KELLY escribía el 1ª de julio de 1976, porque eran hombres al servicio de sus creencias y de la devoción que entregaron en sus años de misioneros.
"He tenido una de las más profundas experiencias en la oración. Durante la mañana me di cuenta de la gravedad de la calumnia que está circulando acerca de mí. A lo largo del día he estado percibiendo el peligro en que está mi vida. Por la noche he orado intensamente, al finalizar no he sabido mucho más. Creo sí que he estado más calmo y tranquilo frente a la posibilidad de la muerte. Lloré mucho, pero lloré suplicando al Señor que la riqueza de su gracia que me ha dado para vivir acompañara a aquellos a quienes he tratado de amar, recordé también a los que han recibido gracias a través de mi intercesión, lloré mucho por tener que dejarlos. Nunca he dudado que fue Él quien me concedió la gracia y tampoco que no soy indispensable, aunque tengo mucho que decirles aún, sé que el Espíritu Santo se los dirá... Y mi muerte física será como la de Cristo un instrumento misterioso, el mismo Espíritu irá a algunos de sus hijos, pedí para que fuese a Jorge y a Emilio, para los que me odian, para los que recibieron a través de mí, para el florecimiento de las vocaciones, para crear hombres dentro de la sociedad que sean necesarios, los que Él desea. Me di cuenta entre mis lágrimas de que estoy muy apegado a la vida, que mi vida y mi muerte, su entrega, tiene por designio amoroso de Dios, mucho valor. En resumen: que entrego mi vida, vivo o muerto al Señor, pero que en cuanto pueda tengo que luchar por conservarla. Que seré llamado por el Padre en la hora y modo que Él quiera y no cuando yo u otros lo quieran. Ahora, justo en este momento estoy indiferente, me siento feliz de una manera indescriptible. Ojalá que esto sea leído, servirá para que otros descubran también la riqueza del amor de Cristo y se comprometan con Él y sus hermanos, cuando Él quiera que se lea. No pertenezco ya a mí mismo porque he descubierto a quien estoy obligado a pertenecer. Gracias Señor".

LAS BRAVATAS DICTATORIALES

Por los camaradas dinamitados en Seguridad Federal. Venceremos. Viva la Patria.
Luego de asesinar a los sacerdotes y seminaristas escribieron en una alfombra:
Estos zurdos murieron por ser adoctrinadores de mentes vírgenes y son M.S.T.M.
La sigla MSTM corresponde al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo.
Sobre el cuerpo de Salvador Barbeito los asesinos pusieron un dibujo de Quino, tomado de una de las habitaciones, en el que Mafalda aparece señalando el bastón de un policía diciendo: «Este es el palito de abollar ideologías».

Al día siguiente, el 5 de julio de 1976, el diario La Nación publicó una crónica sobre la masacre que incluía el texto de un comunicado del Comando de la Zona I del Ejército que decía:
Elementos subversivos asesinaron cobardemente a los sacerdotes y seminaristas. El vandálico hecho fue cometido en dependencias de la iglesia San Patricio, lo cual demuestra que sus autores, además de no tener Patria, tampoco tienen Dios.
Ese mismo día, 5 de julio de 1976, se celebró en la iglesia de San Patricio una misa por los religiosos asesinados. A la misma se presentaron altas autoridades militares y más de tres mil fieles. En el sermón pronunciado por el padre palotino Roberto Favre, parcialmente publicado al día siguiente por el diario Clarín, sostenía:
No puede haber voces discordantes en la reprobación de estos hechos. Tenemos necesidad de buscar más que nunca la justicia, la verdad y el amor para ponerlas al servicio de la paz... Hay que rogar a Dios no sólo por los muertos, sino también por las innumerables desapariciones que se conocen día a día... En este momento debemos reclamar a todos aquellos que tienen alguna responsabilidad, que realicen todos los esfuerzos posibles para que se retorne al Estado de Derecho que requiere todo pueblo civilizado.

El entonces nuncio apostólico en la Argentina, Pío Laghi, concelebró la misa y le dijo ese mismo día a Robert Cox, según el testimonio del director del diario Buenos Aires Herald: Yo tuve que darle la hostia al general Carlos Guillermo Suárez Mason. Puede imaginar lo que siento como cura... Sentí ganas de pegarle con el puño en la cara.

Otro de los momentos fue cuando en agosto de 1976 un grupo armado secuestró por unas horas a Mariano Grondona, abogado y periodista. Al liberarlo sus captores le indicaron que debía llevar un mensaje a los obispos: que si seguían tolerando a sacerdotes de izquierda «proseguirían los episodios como el de los palotinos y sufrirían una escalada hacia la jerarquía eclesiástica».
El periodista les dio el mensaje al nuncio y al vicario castrense Monseñor Tortolo, pero Grondona no hizo denuncia alguna del secuestro ni puso el hecho en conocimiento de la justicia hasta 1984.

En la segunda parte: Investigaciones judiciales, el pedido de beatificación, las palabras del Arzobispo Jorge Bergoglio y del Cardenal Mario Poli y la carta de Pío Laghi.

FUENTES: diarios Clarín, La Nación, Vatican Inseder, Palotinos 4 de julio, fuentes varias y propias.

Caracteres: 8051

2018: Año Internacional de la Biología Matemática

2018 el tercer Año Internacional de los Arrecifes

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

contador

 

Latitud Periódico / Derechos de autor 2009 - 2013 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 5119443